Ir al contenido principal

Caillou y Françoise Dolto

No conozco mucho sobre el psicoanálisis, así que escuché por primera vez el nombre de Françoise Doltó cuando mi hija y yo nos acercamos a un espacio llamado el cuarto de estar. Parece ser que en Francia este tipo de espacios están muy extendidos y surgieron a partir de las ideas de esta psicoanalista. Básicamente es una habitación grande, cubierta de moquetas y sobre ellas juguetes de todo tipo para niños de 0 a 3 años. Los padres nos sentamos por el espacio y seguimos las andanzas de nuestros hijos, estando disponibles para ellos. A medida que los niños toman confianza, charlas con los demás padres y con las personas que coordinan el sitio sobre aspectos relacionados con la crianza en un entorno de calma y respeto. Luego, navegando por internet ví el artículo 15 minutos donde reconocí varias premisas del cuarto de estar. A mi hija le encanta ir, pero es cierto que no somos muy constantes, así que otra de las cosas que me gusta es que no hay obligación de inscribirse ni de asistencia. Este será nuestro último año allí.
Otra cosa que me ha sorprendido ha sido este artículo sobre Caillou, los dibujos, que al parecer también están inspirados en las ideas de Doltó y que he encontrado en esta página, igual que las ilustraciones.
Y ya que estoy, he encontrado libro on line. En concreto me ha interesado, para leerme, el ensayo sobre "las reacciones llamadas celos". A ver si saco un rato. Es cierto que alguna vez que en el cuarto de estar me prestaron libros de la autora me llamó negativamente la atención el tratamiento que daba a la lactancia, pero será cuestión de quedarse con el mensaje que a cada una le interese. En este caso, a mí, me llega el respeto que los niños merecen, la comunicación, la atención a sus sentimientos, la atencion que les debemos... aunque es cierto que cuando leo Freud, Edipo... me viene de repente un sueño!!
------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Por qué Caillou se llama así?

En francés Caillou es una pequeña piedra, un canto. Su nombre está relacionado con la psicoanalista Françoise Dolto y con la voluntad de sus creadores Christine L'Heureux y Francine Nadeau, también psicóloga, de apoyarse sobre los estudios de Dolto para tener un personaje lo más real que permitiera a todos los niños identificarse y crecer harmoniosamente desarrollando su autoestima, la independencia y la confianza..

Las aventuras de Caillou se inspiran en las teorías de la psicoanalista francesa Françoise Dolto (1908-1988). Mundialmente conocida por sus estudios sobre la infancia, supo divulgar sus conocimientos y ponerlos al servicio de la gente. Todas las respuestas y soluciones de esta psicoanalista derivan de una sóla idea: respetando al niño, respetamos al ser humano. Se presentaba así a los niños: «Je suis Mme Dolto. Je suis psychanalyste et je dis la vérité de la vie aux enfants.» (Soy la Señora Dolto. Soy psicoanalista y digo la verdad a los niños.») Para comprobar que realmente querían el tratamiento, los jóvenes pacientes tenían que hacer un pago simbólico, una piedra (un caillou), un billete de metro usado, etc. (de ahí el nombre de Caillou), porque la voluntad es un componente indispensable del análisis. «Ocuparse de la vida de alguien si no os lo pide, es patológico. Por eso es por lo que nunca he tratado niños sin su acuerdo».

Caillou no es sólo un entretenimiento sino el resultado de todo un proyecto.

Los libros de Caillou están concebidos para servir de intermediarios y como intercambio entre los padres (u otros adultos que tengan un lugar importante en la vida del niño, como los abuelos, los educadores, profesores de guarderías, educación primaria, etc.) y los niños, ayudando a éstos a crecer en harmonía con ellos mismos y el mundo que les rodea. Es esencial hablar con los niños de sus emociones durante todas las etapas de su desarrollo.

Como se trata de un pequeño héroe humano, los jóvenes lectores se reconocen en Caillou. Aprecian sus aventuras porque reflejan con precisión sus emociones y su forma de vivir. Sus aventuras son un espejo. Están concebidas para ayudar a los niños a comprender lo que viven. Mediante situacionnes de la vida cotididana, buscan poner en palabras las emociones vividas por todos los niños pequeños. Caillou crece con sus lectores, les acompaña en un emocionante viaje de descubrimiento de sí mismos y del mundo que les rodea. Sólo los libros de Caillou ofrecen historias adaptadas a cada grupo de edad, desde el nacimiento hasta los seis años.

Caillou refuerza los lazos entre padres y niños. Las aventuras de Caillou sirven a los adultos porque presentan un personaje en constante interacción con sus padres. Les ayudan a comprender el desarrollo psicológico y emocional de su hijo, aunque sea mediante el punto de vista de Caillou. Si los padres de Caillou parecen algunas veces perfectos, es porque un niño de la edad de Caillou les percibe como ejemplos a imitar.La idealizaciónn del mundo exterior corresponde con la visión de un niño de esa edad. Las imágenes simples y los colores vivos del mundo de Caillou llaman también la atención de los niños y les ayuda a concentrarse en la historia, facilitan su comprensión.

Comentarios

  1. Gracias por esta entrada. A mi hija le encantan los dibujos animados de Caillou y con su padre siempre conversamos sobre la causa de esto y sobre lo mucho que nosotros mismos aprendemos sobre como interactuar con Samanta.

    He leído a Dolto, pero no tenía idea de que ambos tenían relación. Espero poder conseguir los libros en Chile.

    Saludos :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Otro regalo casero: Cariocas

El segundo de los regalos nos lo sugirió una amiga que los suele regalar como algo habitual. La verdad es que ha sido una idea que nos ha encantado. Tanto, que hemos hecho unas también para practicar en casa.
Tenía unas pelotas sin usar desde hace 17 años (cómo pasa el tiempo). También tenía el cordón, así que compré cintas de colores. También he utilizado unas cuentas de las de hacer collares, para disimular nudos.

Se atraviesan las pelotas y se pasa el cordón. luego se trenza y se deja una parte como asa. Por el otro lado, pasamos las cintas por la cuenta y el cordón también. Atamos y ya está.

Mi amiga nos pasó un tutorial, pero como soy de navegar mucho, al final me basé en este video, donde explica cómo hacer diferentes juegos malabares caseros.



El resultado:




Como hicimos pompones para adornar la anterior y al final no hicieron falta, construimos otras. Dice mi hija que mejor con las de arriba porque pesan más. Así que las vamos a transformar. Haremos las pelotas de sal …

A la caza del cole

En breve se abre el periodo de preinscripción en colegios públicos y concertados y como acada año, muchos padres y madres se ven en la difícil tesitura de elegir, en función de criterios muy personales, cuál es el colegio donde les gustaría que sus hijos recibieran la educación formal.

Es un tema candente cada año, pero éste, en el que por fin me siento a gusto con el colegio donde están mis hijos, me está haciendo reflexionar. En el debate, muchas personas opinan que lo mejor es un centro cercano a casa, que cualquiera es bueno, que el colegio no es determinante de cómo será nuestro hijo, porque lo fundamental será la educación que le demos en casa. Y no seré yo quien esté en contra de esa opinión, todo lo contrario, la búsqueda de un colegio que nos parezca coherente con nuestra forma de ver la educación no lleva asociada una cesión de funciones educativas. Pero como loca buscacoles, he estado revisando mis andanzas estos días.

Se remontan al año 2008, cuando mi hija iba a entrar e…

Regalo para las cuidadoras de mi hijo

Cada año por estas fechas surge el debate de si es necesario regalar algo a las cuidadoras y/o maestras que han estado con nuestros hijos durante el curso. Nosotros hasta ahora hemos hecho regalo cuando se ha acabado un ciclo, pero no es algo que haga por norma. Ha coincidido que al finalizar infantil, tanto el primer como el segundo ciclo, nos ha apetecido hacer regalos a las profes e incluso a las alumnas en prácticas. Y nuestros motivos han sido que les hemos cogido cariño y a la hora de decir adiós hemos querido materializarlo con algo. En algunas ocasiones hemos participado en regalos colectivos:  al finalizar la "guarde" de mi hija hicimos una foto de grupo y luego imprimimos una camiseta para cada niño y para la cuidadora, al finalizar segundo ciclo de infantil, los niños hicieron un dibujo de la profe y con ellos montamos un album digital a modo de libro, con dedicatoria y poema. 
Pero este año no tenía muchas energías para organizar el tema de un regalo colectivo. …