Ir al contenido principal

Cuentos para soñar despierto

El sábado vi en una librería uno de esos libros que hubiese comprado compulsivamente de no ser porque estamos en temporada de ahorro a contrareloj (algún día, querer tener la seguridad de un parto respetado no costará dinero). Incluso se me ocurrió comprarlo para regalarlo a una amiga para que lo lea a sus hijos. El caso era que había un libro que pedía irse conmigo y tuve que dejarlo abandonado, como si fuese uno más. De momento se quedó allí, así que lo más que puedo hacer es escribir una entrada con los datos del libro. snif, snif.

Es una recopilación de cuentos de Debi Gliori, que se llama Cuentos para soñar despierto, editado por Planeta. Vienen estos 5:

- Siempre te querré

-¿Seguro que crecerá?

-Para siempre

-Cuéntame algo alegre antes de ir a dormir

-Un sueño mágico

Los dos primeros los conocemos en casa. ¿Seguro que crecerá? lo tenemos ahora en préstamo de la biblioteca y a mi hija le encanta, ya que lo hemos leído cada día desde hace casi un mes. Ha sido uno de esos cuentos que le tengo que recordar que en breve habrá que devolverlo, porque lo ha hecho suyo por completo. La historia es muy sencilla. Una familia de conejos planta semillas en primavera. La pequeña Flora entierra un ladrillo y dice que de ahí saldrá una casa (si la oyeran todos los que buscan vivienda a buen precio). Pasa el tiempo y por supuesto nadie espera que del ladrillo salga una casa. Ella se ofende un poco con los comentarios, pero no pierde la esperanza ni la ilusión...


Siempre te querré pequeñín es un cuento que si me pilla en plan sensible, como ahora mismo, hace que se me salten las lágrimas de la emoción. Las ilustraciones están llenas de detalles preciosos y ternura. Y justo la madre y Colín leen cuentos en la misma posición que mi hija y yo. Creo que el final se le escapa a mi hija, pero sí que le llega la idea de que la madre de Colín le quiere por lo que es, no por lo que haga o los sentimientos negativos que experimente; que su amor, como el de todas las madres, es incondicional, que veníamos comentando en la entrada anterior.




Comentarios

  1. Que cuentos más bonitos, a mí me pasa lo mismo en éstos tiempos, miro y remiro pero se quedan ahí en el estante.

    Saludos de unos admiradores de éste blog.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu visita Maite.Ya habia venido`por tu blog y me encanta.Espero volver.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. lo apunto para buscarlos...para que cuando mi pequeña llegue a la etapa de los cuentos esten entre sus opciones, gracias

    ResponderEliminar
  4. Nosotros lo tomamos ayer prestado de la biblioteca de Son Ferrer (Mallorca). Es un libro muy recomendable para niñ@s de 0 a 8 años. También me emociono al leerlos. Los dibujos de Debi Gliori son muy tiernos. Sobre todo recomiendo "Menuda Sorpresa" para los niñ@s que vayan a tener un hermanit@. Hay que pedir libros a los Reyes.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Otro regalo casero: Cariocas

El segundo de los regalos nos lo sugirió una amiga que los suele regalar como algo habitual. La verdad es que ha sido una idea que nos ha encantado. Tanto, que hemos hecho unas también para practicar en casa.
Tenía unas pelotas sin usar desde hace 17 años (cómo pasa el tiempo). También tenía el cordón, así que compré cintas de colores. También he utilizado unas cuentas de las de hacer collares, para disimular nudos.

Se atraviesan las pelotas y se pasa el cordón. luego se trenza y se deja una parte como asa. Por el otro lado, pasamos las cintas por la cuenta y el cordón también. Atamos y ya está.

Mi amiga nos pasó un tutorial, pero como soy de navegar mucho, al final me basé en este video, donde explica cómo hacer diferentes juegos malabares caseros.



El resultado:




Como hicimos pompones para adornar la anterior y al final no hicieron falta, construimos otras. Dice mi hija que mejor con las de arriba porque pesan más. Así que las vamos a transformar. Haremos las pelotas de sal …

A la caza del cole

En breve se abre el periodo de preinscripción en colegios públicos y concertados y como acada año, muchos padres y madres se ven en la difícil tesitura de elegir, en función de criterios muy personales, cuál es el colegio donde les gustaría que sus hijos recibieran la educación formal.

Es un tema candente cada año, pero éste, en el que por fin me siento a gusto con el colegio donde están mis hijos, me está haciendo reflexionar. En el debate, muchas personas opinan que lo mejor es un centro cercano a casa, que cualquiera es bueno, que el colegio no es determinante de cómo será nuestro hijo, porque lo fundamental será la educación que le demos en casa. Y no seré yo quien esté en contra de esa opinión, todo lo contrario, la búsqueda de un colegio que nos parezca coherente con nuestra forma de ver la educación no lleva asociada una cesión de funciones educativas. Pero como loca buscacoles, he estado revisando mis andanzas estos días.

Se remontan al año 2008, cuando mi hija iba a entrar e…

Regalo para las cuidadoras de mi hijo

Cada año por estas fechas surge el debate de si es necesario regalar algo a las cuidadoras y/o maestras que han estado con nuestros hijos durante el curso. Nosotros hasta ahora hemos hecho regalo cuando se ha acabado un ciclo, pero no es algo que haga por norma. Ha coincidido que al finalizar infantil, tanto el primer como el segundo ciclo, nos ha apetecido hacer regalos a las profes e incluso a las alumnas en prácticas. Y nuestros motivos han sido que les hemos cogido cariño y a la hora de decir adiós hemos querido materializarlo con algo. En algunas ocasiones hemos participado en regalos colectivos:  al finalizar la "guarde" de mi hija hicimos una foto de grupo y luego imprimimos una camiseta para cada niño y para la cuidadora, al finalizar segundo ciclo de infantil, los niños hicieron un dibujo de la profe y con ellos montamos un album digital a modo de libro, con dedicatoria y poema. 
Pero este año no tenía muchas energías para organizar el tema de un regalo colectivo. …