Ir al contenido principal

Ser para educar


Ojeando en una libreria el libro Aprender a vivir con niños, Ser para educar de Rebeca Wild he leido una de esas verdades que a veces necesitan ser recordadas. Mas o menos venia a decir que tenemos mucha paciencia cuando los niños aprenden a tocar por ejemplo el piano, y apreciamos su esfuerzo, sus notas desafinadas. Asi ocurre cuando empiezan a dibujar o a escribir. Vemos cada paso y nos sentimos orgullosos. Pero cuando se trata del aprendizaje emocional toleramos muy mal que no sepan resolver sus conflictos a la primera.


La imagen es de Monica Calvo y refleja bastante bien algunos momentos de nuestro dia a dia, gato incluido (aunque Teo lo que tiene en la boca es otra cosa).

Comentarios

  1. O que controlen esfínteres, o aprendan a andar a la vez que todos los niños, o que no sean los últimos en dejar la papilla... Tengo una amiga que ha sido madre hace un mes y están desesperados porque no duermen. El otro día incluso le compró leche de bote y un biberón a su hijo. Éste es muy listo y no quiso nada, pero ella se plantea que la lactancia es para disfrutar y que si no va a disfrutar (le duelen mucho los pechos) pues que lo acabará dejando. yo le he dicho que la lactancia no sólo es disfrute, que se trata de darle a su hijo lo mejor, aunque ella lo pase un poco mal (yo sé de lo que hablo, tuvimos unos comienzos realmente difíciles, los superamos y después de 23 meses seguimos con la teta). Ella se ha quedado callada, como diciendo, que por mucho que sea lo mejor para su hijo, si a ella le duele, eso es lo primero. No sé. Se trata de darle lo mejor a tu hijo siempre que sea muy caro, pero si conlleva sufrir un poquito (o un muchito, que puede ser una verdadera tortura) eso ya no merece la pena. No sé. Pronto empieza a desesperarse.

    ResponderEliminar
  2. Ay, Monica. Cada uno tenemos nuestro umbral, nuestro limite en algo. Y a veces la adaptacion a la llegada de un bebe, de nuestro bebe, es dura por muchismos motivos. Yo creo que cada una tiene que valorar hasta donde puede llegar en el momento en el que vive. Mis lactancias han sido super sencillas, las dos, muy relajadas. No se lo que es una grieta, ni se lo que es no dormir, pero no se yo si tengo ese espiritu de sacrificio (no lo he tenido que experimentar). Lo que si creo es que estos primeros meses son para crear un estrecho vinculo con nuestro hijo, y que cada una sabe la mejor forma de hacerlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena reflexión Maite, yo tengo como teoría que nos cuesta trabajo "esperarlos" en el aspecto emocional porque tal vez nosotros mismos no tenemos totalmente resuelto nuestro propio aprendizaje emocional...no se si me explico, a mi me ha costado (y me sigue costando) saber distinguir mis propios enojos y frustraciones y hacerme cargo de ellos antes de enfrentarme a los de mis hijos, hay días más fáciles que otros claro.
    Un abrazo =D

    ResponderEliminar
  4. Ale, estoy contigo. De hecho, la expresion de sentimientos negativos, que puede ser tan explosiva cuando son pequeños nos pone a muchos por un lado en la situacion de enfrentarnos a que "los sentimientos malos no se deben de tener" y a que nosotros mismos no sabemos manejarlos del todo cuando los tenemos.

    Un abrazo,

    maite

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Otro regalo casero: Cariocas

El segundo de los regalos nos lo sugirió una amiga que los suele regalar como algo habitual. La verdad es que ha sido una idea que nos ha encantado. Tanto, que hemos hecho unas también para practicar en casa.
Tenía unas pelotas sin usar desde hace 17 años (cómo pasa el tiempo). También tenía el cordón, así que compré cintas de colores. También he utilizado unas cuentas de las de hacer collares, para disimular nudos.

Se atraviesan las pelotas y se pasa el cordón. luego se trenza y se deja una parte como asa. Por el otro lado, pasamos las cintas por la cuenta y el cordón también. Atamos y ya está.

Mi amiga nos pasó un tutorial, pero como soy de navegar mucho, al final me basé en este video, donde explica cómo hacer diferentes juegos malabares caseros.



El resultado:




Como hicimos pompones para adornar la anterior y al final no hicieron falta, construimos otras. Dice mi hija que mejor con las de arriba porque pesan más. Así que las vamos a transformar. Haremos las pelotas de sal …

A la caza del cole

En breve se abre el periodo de preinscripción en colegios públicos y concertados y como acada año, muchos padres y madres se ven en la difícil tesitura de elegir, en función de criterios muy personales, cuál es el colegio donde les gustaría que sus hijos recibieran la educación formal.

Es un tema candente cada año, pero éste, en el que por fin me siento a gusto con el colegio donde están mis hijos, me está haciendo reflexionar. En el debate, muchas personas opinan que lo mejor es un centro cercano a casa, que cualquiera es bueno, que el colegio no es determinante de cómo será nuestro hijo, porque lo fundamental será la educación que le demos en casa. Y no seré yo quien esté en contra de esa opinión, todo lo contrario, la búsqueda de un colegio que nos parezca coherente con nuestra forma de ver la educación no lleva asociada una cesión de funciones educativas. Pero como loca buscacoles, he estado revisando mis andanzas estos días.

Se remontan al año 2008, cuando mi hija iba a entrar e…

Regalo para las cuidadoras de mi hijo

Cada año por estas fechas surge el debate de si es necesario regalar algo a las cuidadoras y/o maestras que han estado con nuestros hijos durante el curso. Nosotros hasta ahora hemos hecho regalo cuando se ha acabado un ciclo, pero no es algo que haga por norma. Ha coincidido que al finalizar infantil, tanto el primer como el segundo ciclo, nos ha apetecido hacer regalos a las profes e incluso a las alumnas en prácticas. Y nuestros motivos han sido que les hemos cogido cariño y a la hora de decir adiós hemos querido materializarlo con algo. En algunas ocasiones hemos participado en regalos colectivos:  al finalizar la "guarde" de mi hija hicimos una foto de grupo y luego imprimimos una camiseta para cada niño y para la cuidadora, al finalizar segundo ciclo de infantil, los niños hicieron un dibujo de la profe y con ellos montamos un album digital a modo de libro, con dedicatoria y poema. 
Pero este año no tenía muchas energías para organizar el tema de un regalo colectivo. …