-->

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Robertson Davies

0

Gracias a Miriam llevo casi un mes leyendo, en plan enganche total, a este autor. Roberton Davies organizaba sus novelas en trilogías. De momento he leído la trilogía Cornish, la última que escribió de forma completa (dejó inacabada la trilogía Toronto). Le prometí a Isa que haría una entrada sobre estos libros pero soy incapaz de hacer nada con cierto nivel, la verdad, más allá de decir que me gustan mucho porque hablan de muchas cosas y eso es algo que yo aprecio en los libros. Suelen compararlo con John Irving, aunque yo no conozco tanto al autor como para ver el parecido. Me recuerda más a Paul Auster, pero traspasando el egocentrismo de ese autor (me encanta Auster, pero hay que reconocer que todos los libros giran en torno a personajes muy parecidos entre ellos, que te dejan la sensación de mil y un libros cuyo protagonista es el propio autor). Total, que me recuerda a Auster porque de un hilo saca diferentes historias, aporta mucha información y  al finalizar la lectura una no sólo se ha metido en una historia de ficción, sino que ha reflexionado sobre diferentes temas (arte y religión sobre todo en esta trilogía) y de paso tiene algunos conocimientos más sobre los mismos. Vamos, que es una lectura entretenida y reconfortante.

Mi idea era comenzar con la trilogía Deptford. Ví que en la biblioteca tenían el primero de los títulos, pero al ir a cogerlo en préstamos justo me lo quitaron de las manos. Así que cogí el segundo de la trilogía Cornish, Lo que arraiga en el hueso, para ver qué tal y de momento es el que más me ha gustado. Explica la vida de Francis Cornish, lo que como decía, da lugar a muchas historias entrelazadas. La primera novela de la trilogía, Ángeles rebeldes, se inicia justo en el momento que muere Francis y deja un legado que podría llenar por sí solo un museo. La tercera, La lira de Orfeo es la continuación natural de Ángeles rebeldes.

Pongo unos enlaces donde hablan mucho mejor que yo sobre esta trilogía.


Pues como dice María con sus recetas de cocina... A gozar!

0 comentarios:

Publicar un comentario