Ir al contenido principal

Lactancia



Esta semana se celebra la semana mundial de la lactancia materna, promoviéndose un carnaval de blogs desde http://www.maternidadcontinuum.com. A ver si inserto bien el código para que aparezca la entrada en el listado que ya lleva más de 100 entradas!!

Mi doble experiencia ha sido muy sencilla y facilona, así que carece de interés. Tengo dos hijos y para mí la lactancia ha sido lo normal tras el nacimiento y salvo obstrucciones los primeros días (solventados a base de masajes, paños calientes y extracciones) no he tenido ninguna dificultad. Hace ya un año que acabó la lactancia de mi hijo menor. En los dos casos, el destete fue como una llama que se va apagando, llegando un día en el que te das cuenta de que tus hijos hace tiempo que no te piden teta, que no maman. Así que recupero la entrada que hice hace un par de años,  que me ha hecho sonreir de nuevo al recordar las frases de mi peque cuando contaba con dos años y medio más o menos:

Me gustaría dar el punto de vista de uno de mis hijos, Teo. Porque claro, cuando uno da el pecho a un ser que ya emite frases, obtiene su punto de vista particular. Según el día, te comenta que de las tetas está saliendo batido de fresa, o leche calentita, o leche fresquita. Opina además que las tetas de su papi están mal, porque no tienen ni leche ni batido.

Un día, como mago que es, se sentó en mi barriga y con un pie me tapó un pecho y comenzó a vociferar "abacadaba, pata de caba... que aparezca la teta de la mami... tachán!!!" quitó el pie y tachán! apareció mi teta. Toda una proeza.

Muchos días me pregunta si su amigo H, o su amigo G. toman el pecho de sus mamás. Y ahí sí me siento algo outsider, fuera de sitio, porque en mi entorno diario creo que casi se consideraría una aberración o algo así el que con su edad siga tomando el pecho. Y ahí veo genial que se celebren esta semanas de la lactancia, como apoyo a algo que es natural y normal y que en algún momento se convirtió en algo extraño. Se ha trabajado mucho en el fomento de la lactancia y ya en los anuncios se oye hablar de "hasta los seis meses", pero resulta que la lactancia puede dar mucho más de sí. Que hasta los seis meses es en exclusiva y a partir de ahí se complementa con otros alimentos hasta que progresivamente los otros alimentos son lo mayoritario y el pecho es complementario, pero no menos importante.  ¿Hasta cuándo? pues en nuestro caso, hasta que uno de los dos diga basta. 

----------------------------------------------

Y ahora que ya es una etapa finalizada, me doy cuenta de las pocas fotos que tengo de esos momentos, qué pena. Madres amamantadoras,¡haceros fotos, pedid que os las hagan durante toda la lactancia!!! He rescatado algunas y veo que todas son de bebés... Más allá de los seis meses no tengo nada, aunque siguieron mamando. 









Comentarios

  1. ¡qué maravilla poder contar con el testimonio en primera persona de tu propio hijo!!!!

    Yo amamanto al pequeño de dos años y cuatro meses y me quedo con la pena de no haberme hecho alguna foto "de estudio".... un "book" con imágenes amamantando.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, sí, la verdad es que esa parte me encantaba. Ya no la recordaba y al rebuscar por el blog y verla me vinieron un montón de recuerdos a la cabeza.

    Lo de las fotos, no tenemos perdón!!!

    un abrazo Mon!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Otro regalo casero: Cariocas

El segundo de los regalos nos lo sugirió una amiga que los suele regalar como algo habitual. La verdad es que ha sido una idea que nos ha encantado. Tanto, que hemos hecho unas también para practicar en casa.
Tenía unas pelotas sin usar desde hace 17 años (cómo pasa el tiempo). También tenía el cordón, así que compré cintas de colores. También he utilizado unas cuentas de las de hacer collares, para disimular nudos.

Se atraviesan las pelotas y se pasa el cordón. luego se trenza y se deja una parte como asa. Por el otro lado, pasamos las cintas por la cuenta y el cordón también. Atamos y ya está.

Mi amiga nos pasó un tutorial, pero como soy de navegar mucho, al final me basé en este video, donde explica cómo hacer diferentes juegos malabares caseros.



El resultado:




Como hicimos pompones para adornar la anterior y al final no hicieron falta, construimos otras. Dice mi hija que mejor con las de arriba porque pesan más. Así que las vamos a transformar. Haremos las pelotas de sal …

A la caza del cole

En breve se abre el periodo de preinscripción en colegios públicos y concertados y como acada año, muchos padres y madres se ven en la difícil tesitura de elegir, en función de criterios muy personales, cuál es el colegio donde les gustaría que sus hijos recibieran la educación formal.

Es un tema candente cada año, pero éste, en el que por fin me siento a gusto con el colegio donde están mis hijos, me está haciendo reflexionar. En el debate, muchas personas opinan que lo mejor es un centro cercano a casa, que cualquiera es bueno, que el colegio no es determinante de cómo será nuestro hijo, porque lo fundamental será la educación que le demos en casa. Y no seré yo quien esté en contra de esa opinión, todo lo contrario, la búsqueda de un colegio que nos parezca coherente con nuestra forma de ver la educación no lleva asociada una cesión de funciones educativas. Pero como loca buscacoles, he estado revisando mis andanzas estos días.

Se remontan al año 2008, cuando mi hija iba a entrar e…

Regalo para las cuidadoras de mi hijo

Cada año por estas fechas surge el debate de si es necesario regalar algo a las cuidadoras y/o maestras que han estado con nuestros hijos durante el curso. Nosotros hasta ahora hemos hecho regalo cuando se ha acabado un ciclo, pero no es algo que haga por norma. Ha coincidido que al finalizar infantil, tanto el primer como el segundo ciclo, nos ha apetecido hacer regalos a las profes e incluso a las alumnas en prácticas. Y nuestros motivos han sido que les hemos cogido cariño y a la hora de decir adiós hemos querido materializarlo con algo. En algunas ocasiones hemos participado en regalos colectivos:  al finalizar la "guarde" de mi hija hicimos una foto de grupo y luego imprimimos una camiseta para cada niño y para la cuidadora, al finalizar segundo ciclo de infantil, los niños hicieron un dibujo de la profe y con ellos montamos un album digital a modo de libro, con dedicatoria y poema. 
Pero este año no tenía muchas energías para organizar el tema de un regalo colectivo. …