Ir al contenido principal

A la caza del cole



En breve se abre el periodo de preinscripción en colegios públicos y concertados y como acada año, muchos padres y madres se ven en la difícil tesitura de elegir, en función de criterios muy personales, cuál es el colegio donde les gustaría que sus hijos recibieran la educación formal.

Es un tema candente cada año, pero éste, en el que por fin me siento a gusto con el colegio donde están mis hijos, me está haciendo reflexionar. En el debate, muchas personas opinan que lo mejor es un centro cercano a casa, que cualquiera es bueno, que el colegio no es determinante de cómo será nuestro hijo, porque lo fundamental será la educación que le demos en casa. Y no seré yo quien esté en contra de esa opinión, todo lo contrario, la búsqueda de un colegio que nos parezca coherente con nuestra forma de ver la educación no lleva asociada una cesión de funciones educativas. Pero como loca buscacoles, he estado revisando mis andanzas estos días.

Se remontan al año 2008, cuando mi hija iba a entrar en infantil. Tengo casi un diario de mamá buscacole en un foro en el que participaba. Sí, fue un tema que me preocupó y recogí por escrito los colegios que visité, qué pregunté, los periodos de espera, lo retorcido que es el sistema... cómo dio todo igual, porque la enviaron a un cole que ni habíamos visitado ni puesto en la preinscripción. Tras unos años comenzamos otra vez, no ya la búsqueda, sino la admisión en los centros que nos gustaban. Ha sido este curso cuando hemos conseguido que entraran en el colegio que consideramos adecuado en función de nuestras prioridades, revisadas.

Como digo, las prioridades varían de unos a otros. Buscábamos un colegio que trabajara por proyectos, con una metodología centrada en el alumnado y público. Pero primamos el que estuviese cerca de casa, para formar una red de amigos y una vida fuera del colegio. Con los años, ese criterio de cercanía se nos desmoronó. En primer lugar, como digo, nos asignaron un colegio que ni habíamos considerado. Que ni fú ni fa, un cole normal, con fichas, muchos deberes, todos sentados de cara a la pizarra y mirando a la profe, que explota al límite metodologías transmisión-repetición... ¿Era fundamental cambiarlos de cole? ¿Este colegio les iba a perjudicar? Pues la respuesta es no a las dos cuestiones. No hubiese pasado nada si hubiesen continuado allí. Igual este año estaríamos peleándonos por las 3 horas de deberes que tienen al llegar a 3º de primaria, pero bueno, esas cosas curten y dan tablas.

Pero me alegro de que sea un tema que me haya preocupado, porque hoy están descubriendo que otra escuela es posible, que son capaces de construir y aportar conocimientos en grupo y para el grupo. Que la maestra les guía en su aprendizaje de forma magistral sin dar demasiadas clases magistrales, que tira de sus conocimientos previos y sus intereses. Que se puede ir al colegio con una gran motivación por aprender cada día, participando en ese aprendizaje. Que cada día ocurren cosas, que cada día es una aventura emocionante. Que disfrutan y aprenden. Que aprenden y disfrutan.

Hoy siento que se nos tacha de exagerados a los padres que buscamos y buscamos. Esto ocurre cuando buscas un parto respetado "¿Pero qué más dará dónde nazca y cómo nazca?", "Qué exagerada y tiquismiquis", "No es algo fundamental que vaya a ser determinante en su vida"... Pues con la elección del colegio es similar, o la siento similar en ciertos entornos, en ciertas miradas. Y bueno, realmente no sé si para mi hija habrá sido determinante las perrerías que le hicieron durante el parto, pero desde luego, hubiese preferido que mis dos hijos tuviesen partos respetados, como fue el caso del segundo. Y en el caso de los colegios, no sé si seguir en su antiguo colegio hubiese traido consecuencias negativas, pero desde luego, mucho mejor ahora, cuando sentimos que todo tiene coherencia. Que están en un cole del s XXI.

Todo este texto y lo que quería era compartir una lista que he encontrado en aquel diario de una madre buscacole del 2008. Muchas preocupaciones iban dirigidas a ese primer año de escolarización, en infantil. Y es cierto que hay que mirar más allá, ver cómo aprenderán en primaria, pero bueno, por si a alguien le sirve, esta era mi lista en el año 2008. 



Metodología:
- Cómo articulan en el día a día los principios educativos.
- Metodología de trabajo: fichas, proyectos, rincones...
- Número de alumnos por aula:
- Profes de apoyo
- Deberes en primaria?
- Inclusión-integración
- Importancia de las notas, del desarrollo personal...
- Jornada.

Comunicación:
- Con los profes: tutorías, hay agenda comunicativa de cómo ha ido el día...
- Con el servicio de comedor
- Sobre la evolución académica y emocional.

Disciplina:
- Problemas frecuentes y soluciones
- Castigos en infantil?

Periodo de adaptación:
- Existe
- Cuánto dura
- En qué consiste
- Y si un niño necesita más tiempo
- Flexibilidad, individualización

Padres:
- AMPA, ¿es activa?...

Patio:

- Con quién salen, a qué horas, quién controla entradas y salidas
- Y si llueve?

Comedor – siesta:

- Les obligan a comer?
- Duermen siesta los de 3 años?

Situaciones:
- Ante un niño tímido, o rebelde o con dificultades de estudio... cómo actúan?
- Control de esfínteres

Comentarios

  1. Muy interesante el artículo, y muy útil la lista.
    Si no es indiscreción... ¿cuál es el cole en el que están ahora?
    Muchas gracias!!

    Sergio Pérez

    ResponderEliminar
  2. Maite, encontrar el cole acorde con las necesidades familiares es muy muy muy importante.

    Uno de los mayores quebraderos de cabeza que he tenido y que a veces sigo teniendo es ese.

    Siempre me digo lo mismo.... no existe el cole perfecto. Eso y que los profesores son los más importantes en esta ecuación. Pero... ¿es verdad que no existe el cole perfecto? te leo a tí actualmente y lo has encontrado.

    ResponderEliminar
  3. Hola:

    Sergio, muchas gracias. Es un cole público de la Comunidad de Madrid :D

    Mon, es cierto, es complejo. Este cole no es perfecto. De hecho, hay bastante revuelo en estos momentos. Pero nosotros estamos muy contentos. Como dices, lo que para mí es perfecto para otros padres no lo es... muy difícil el equilibrio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Creo que lo más importante es que los padres estén de acuerdo con el método del colegio y elegir en función de los criterios que apuntas.
    Aunque al final, quien valida la búsqueda es el niño: el indicador de que es el colegio adecuado es si el niño va feliz y está orgulloso de su cole.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Otro regalo casero: Cariocas

El segundo de los regalos nos lo sugirió una amiga que los suele regalar como algo habitual. La verdad es que ha sido una idea que nos ha encantado. Tanto, que hemos hecho unas también para practicar en casa.
Tenía unas pelotas sin usar desde hace 17 años (cómo pasa el tiempo). También tenía el cordón, así que compré cintas de colores. También he utilizado unas cuentas de las de hacer collares, para disimular nudos.

Se atraviesan las pelotas y se pasa el cordón. luego se trenza y se deja una parte como asa. Por el otro lado, pasamos las cintas por la cuenta y el cordón también. Atamos y ya está.

Mi amiga nos pasó un tutorial, pero como soy de navegar mucho, al final me basé en este video, donde explica cómo hacer diferentes juegos malabares caseros.



El resultado:




Como hicimos pompones para adornar la anterior y al final no hicieron falta, construimos otras. Dice mi hija que mejor con las de arriba porque pesan más. Así que las vamos a transformar. Haremos las pelotas de sal …

Regalo para las cuidadoras de mi hijo

Cada año por estas fechas surge el debate de si es necesario regalar algo a las cuidadoras y/o maestras que han estado con nuestros hijos durante el curso. Nosotros hasta ahora hemos hecho regalo cuando se ha acabado un ciclo, pero no es algo que haga por norma. Ha coincidido que al finalizar infantil, tanto el primer como el segundo ciclo, nos ha apetecido hacer regalos a las profes e incluso a las alumnas en prácticas. Y nuestros motivos han sido que les hemos cogido cariño y a la hora de decir adiós hemos querido materializarlo con algo. En algunas ocasiones hemos participado en regalos colectivos:  al finalizar la "guarde" de mi hija hicimos una foto de grupo y luego imprimimos una camiseta para cada niño y para la cuidadora, al finalizar segundo ciclo de infantil, los niños hicieron un dibujo de la profe y con ellos montamos un album digital a modo de libro, con dedicatoria y poema. 
Pero este año no tenía muchas energías para organizar el tema de un regalo colectivo. …