Ir al contenido principal

Mentes brillantes (I)

El 6 y 7 de noviembre estuve en el III Congreso de Mentes brillantes, El Ser creativo. 

Me invitó una amiga, a la que habían regalado entradas, así que no me lo pensé dos veces. Primero, con la compañía con la que iba contesté inmediatamente su email, pero es que luego vi el precio de las entradas (la nuestra, Gold, tenía un precio inicial de 490€ -¿tamos locos???) y ya pensé que iba a "El Evento". Y supongo que aunque regalada, mi mente no se quitaba de la cabeza el precio de la entrada para ir evaluando el congreso, que para mí fue algo irregular. Tuvo momentos muy buenos, con Bernardo Kliksberg, Nieves Segovia , Elsa punset o Mario Alonso Puig, otros menos, y otros nada, como Ferran Adrià (no puedorrr con él, lo siento). 

Fuimos al final dos amigas y el bebé de mes y medio de una de ellas. Como decía Cheli, Tres reinas y un rey. Fue genial tener un bebé tan cerquita, tan achuchable...

Día 6. Al llegar, veo que es un evento de alto copete. Viene hasta la alcaldesa de Madrid. Tras lo ocurrido en Madrid Arena, me quedo en shock al verla. Ni aplaudo ni silvo. En shock, ya digo. 

El congreso está organizado en torno a 6 ejes temáticos, con varios ponentes que dedicarán 21 minutos cada uno a dar ideas que cambien el mundo. El planteamiento es tan grande que supongo que luego una se queda con las ganas :) 

La primera parte, dedicada a la alimentación, en concreto a contestar a la pregunta ¿Somos lo que comemos? no me convenció ni pizca. Por un lado nos contaron la historia del vino (había un gran patrocinador que era una marca de vino), por otro nos hablaron de las paradojas de la alimentación. Luego vino José Miguel Mulet que nos habló de lo bueno y necesario que son los transgénicos (estoy aún buscando tiempo para contrastar y confirmar lo que nos contó). Nos dijo que:

- Todo lo que comemos son átomos y moléculas.
- No existen ninguna variedad local. 5 zonas del plantea tiene los focos de todas las variedades.
- Comemos plantas y animales enfermos. Todo transgénico.
- Comemos lo que somos.
- En su universidad están trabajando en una variedad de tomate arlequín. 

Y finalmente, Ferran Adrià, vendiendo humo, básicamente. Está creando un gestor de contenidos gastronómicos para profesionales que se almacenarán en internet. Pues vale, no puede parar de innovar.

Luego fuimos a tomar un café. Con tanta gente, y aunque teníamos nuestro super pase Gold con derecho a café, fuimos a la cafetería y llegamos tarde a la primera charla de la segunda parte ¿Somos lo que pensamos?, de Michael Shermer. Pero sí llegamos a dos charlas que me gustaron mucho:

ELSA PUNSET: Pasión por vivir.
- El niño nace creativo. Tenemos que proteger esas capacidades creativas.
- A medida que crecemos disminuye en muchos de nosotros esa capacidad creativa y de curiosidad y aumenta el miedo, que limita nuestra capacidad de reír y divertirnos.
- Hay que fomentar la capacidad de atreverse, de soñar.
- Otra capacidad de los niños es la de esforzarse si están motivados. Hay un elemento clave, que es el autocontrol. En nuestra cultura prima lo inmediato (aquí, vídeo del experimento de te doy un caramelo ahora, dos si te esperas a que vuelva). 
- Capacidades del niño creativo: DAME: Divertirse, Atreverse, Metas, Esforzarse.
- Como adultos, mientras la partida no termina, hay tiempo. El cerebro es plástico y puede cambiar hasta el último día. 

MARIO ALONSO PUIG: Se le nota que es conferenciante profesional, un gran intérprete. Aún así, me ganó :) . Sufrir menos, ser más felices.
- Nuestra forma de vivir está condicionada por nuestro pensamiento.
- ¿Podemos cambiar cambiando nuestra forma de pensar? Los pensamientos perturbadores activan emociones aflictivas. Acabamos viendo según pensamos, nuestra persona queda oculta por nuestro personaje. 

Tras el debate, monopolizado por Ferran Adrià diciendo paridas aplaudidas a rabiar, nos fuimos a comer. Por la tarde ya no volví, que tenía que ir a por los nenes al cole. La comida, engullida por la prisa, me supo a gloria (calabacín gratinado). Creo que el local era el Bar Revuelta, calle Argumosa, 23. Menudo menú interesante!

Sigo en otro post :D

Comentarios

  1. Ahora mismo estaba leyendo una noticia de europa press Madrid al respecto.

    Me alegro de que hayas asistido. Qué gusto escuchar a Elsa Punset.

    ResponderEliminar
  2. Estuvo muy bien, sí. A ver si saco un rato para la segunda parte, en la que se habló de educación y de ética. ES lo que más me gustó :)

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ganamos a pares y juego. Trío de reinas y 31 con nuestro pequeño as. Lo mejor, con diferencia, la compañía.

    Me gustó más ¿Somos lo que comemos? que ¿Somos lo que pensamos? En especial José Carlos Capel.
    Quizá porque el discurso de Elsa Punset y Mario Alonso Puig no me sorprende lo más mínimo. Más bien me resultó ofensivo e irritante el segundo.

    Gracias por la reseña, Maite. Esperamos con impaciencia la segunda parte.

    ResponderEliminar
  4. A mí Capel me hizo de sufrir mucho con sus problemas con el pogüer point y reconozco que me costó meterme.

    Normalmente el discurso "positivo" me revuelve un poco, pero me pilló de buenas :). va a ser la compañìa.

    Y Elsa, reconforta que ese mensaje llegue al gran público y no quede como algo de cuatro taradas. Yo no la había escuchado nunca, ni leído, ni nada, aunque conocía el discurso. y me gustó mucho. Es complaciente.

    gracias por comentar!!!

    ResponderEliminar
  5. A mí Capel me hizo de sufrir mucho con sus problemas con el pogüer point y reconozco que me costó meterme.

    Normalmente el discurso "positivo" me revuelve un poco, pero me pilló de buenas :). va a ser la compañìa.

    Y Elsa, reconforta que ese mensaje llegue al gran público y no quede como algo de cuatro taradas. Yo no la había escuchado nunca, ni leído, ni nada, aunque conocía el discurso. y me gustó mucho. Es complaciente.

    gracias por comentar!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Otro regalo casero: Cariocas

El segundo de los regalos nos lo sugirió una amiga que los suele regalar como algo habitual. La verdad es que ha sido una idea que nos ha encantado. Tanto, que hemos hecho unas también para practicar en casa.
Tenía unas pelotas sin usar desde hace 17 años (cómo pasa el tiempo). También tenía el cordón, así que compré cintas de colores. También he utilizado unas cuentas de las de hacer collares, para disimular nudos.

Se atraviesan las pelotas y se pasa el cordón. luego se trenza y se deja una parte como asa. Por el otro lado, pasamos las cintas por la cuenta y el cordón también. Atamos y ya está.

Mi amiga nos pasó un tutorial, pero como soy de navegar mucho, al final me basé en este video, donde explica cómo hacer diferentes juegos malabares caseros.



El resultado:




Como hicimos pompones para adornar la anterior y al final no hicieron falta, construimos otras. Dice mi hija que mejor con las de arriba porque pesan más. Así que las vamos a transformar. Haremos las pelotas de sal …

Regalo para las cuidadoras de mi hijo

Cada año por estas fechas surge el debate de si es necesario regalar algo a las cuidadoras y/o maestras que han estado con nuestros hijos durante el curso. Nosotros hasta ahora hemos hecho regalo cuando se ha acabado un ciclo, pero no es algo que haga por norma. Ha coincidido que al finalizar infantil, tanto el primer como el segundo ciclo, nos ha apetecido hacer regalos a las profes e incluso a las alumnas en prácticas. Y nuestros motivos han sido que les hemos cogido cariño y a la hora de decir adiós hemos querido materializarlo con algo. En algunas ocasiones hemos participado en regalos colectivos:  al finalizar la "guarde" de mi hija hicimos una foto de grupo y luego imprimimos una camiseta para cada niño y para la cuidadora, al finalizar segundo ciclo de infantil, los niños hicieron un dibujo de la profe y con ellos montamos un album digital a modo de libro, con dedicatoria y poema. 
Pero este año no tenía muchas energías para organizar el tema de un regalo colectivo. …

A la caza del cole

En breve se abre el periodo de preinscripción en colegios públicos y concertados y como acada año, muchos padres y madres se ven en la difícil tesitura de elegir, en función de criterios muy personales, cuál es el colegio donde les gustaría que sus hijos recibieran la educación formal.

Es un tema candente cada año, pero éste, en el que por fin me siento a gusto con el colegio donde están mis hijos, me está haciendo reflexionar. En el debate, muchas personas opinan que lo mejor es un centro cercano a casa, que cualquiera es bueno, que el colegio no es determinante de cómo será nuestro hijo, porque lo fundamental será la educación que le demos en casa. Y no seré yo quien esté en contra de esa opinión, todo lo contrario, la búsqueda de un colegio que nos parezca coherente con nuestra forma de ver la educación no lleva asociada una cesión de funciones educativas. Pero como loca buscacoles, he estado revisando mis andanzas estos días.

Se remontan al año 2008, cuando mi hija iba a entrar e…